Soberanía nacional sí, tropas norteamericanas no

Julián Rodríguez Cifuentes, Abogado.

Ha causado gran revuelo en el debate nacional el anuncio de la presencia de tropas militares norteamericanas en Colombia, sobre todo porque el argumento del gobierno de Iván Duque, la embajada de Estados Unidos y sus aliados políticos, es abiertamente ilegal, pasa por encima de la constitución política, el principio de soberanía nacional y amenaza la paz de la región. Es menester analizar este hecho más allá de los engaños que se vienen promoviendo en distintos medios de opinión.

En medio de la crisis de superproducción que sufre Estados Unidos, lo que busca el gobierno de Donald Trump es afianzar sus intereses en la región y consolidar su papel dominante en el actual modelo de globalización neoliberal, incluso, amenazando la paz de las naciones, como lo ha hecho este país en ocasiones anteriores en Irak, Afganistán, entre otros. La presencia de esta Brigada de Asistencia de Fuerza de Seguridad –SFAB-, que se destaca por la guerra no convencional y en conflictos armados, azuza el conflicto entre Estados Unidos y Venezuela. Cabe resaltar que no comparto el modelo de gobierno en Venezuela, sin embargo, tampoco estoy de acuerdo en que Colombia se convierta en una plataforma para hacer una guerra, que al final también terminará incendiando nuestro país.

La presencia de estas tropas norteamericanas en Colombia es ilegal, porque nuestra carta magna no permite la permanencia de ninguna tropa extranjera en nuestro territorio. Apenas el artículo 173 permite el tránsito de éstas. Incluso, si éste se diera, debe ser autorizado por el Senado de la República y en ausencia de éste, el Consejo de Estado, hecho que no ha sucedido con el anuncio del Presidente Duque.

Hace unos días en un programa radial de nuestro departamento, el exministro Juan Carlos Pinzón, afirmó que Colombia lleva más de 50 años de acuerdos con Estados Unidos, justificando su permanencia. Según investigación del abogado Manuel Sarmiento sobre este asunto, Colombia y Estados Unidos tienen 11 acuerdos internacionales, todos absolutamente ilegales, ya que ninguno de estos ha sido aprobado por el Congreso de la República, ni revisado por la Corte Constitucional. Este debate jurídico fue saldado por distintas instituciones del estado colombiano cuando se prohibió la existencia de 7 bases militares norteamericanas en nuestro territorio, promovidas en el gobierno de Álvaro Uribe, siendo Juan Manuel Santos ministro de defensa.

Además, se ha acudido al argumento de que estas tropas vienen a combatir el narcotráfico, una mentira más. La política de lucha contra el narcotráfico del gobierno de Estados Unidos ha sido un fracaso, porque se propone sólo la reducción a la mitad de cultivos de coca, con aspersión de glifosato, sin resolver de forma democrática este grave problema en Colombia. Tampoco propone modificar la demanda, tratando a los adictos en su territorio. La presencia de estas tropas en el fondo, también desconoce a nuestras fuerzas armadas y a la normatividad colombiana en su política antidrogas.

Carlos Gaviria Díaz decía: “la soberanía es para el país lo que la dignidad es a la persona”. Creo que el principio constitucional de Soberanía Nacional es el bien más preciado que tiene nuestra nación y en medio de la actual situación deberíamos de reivindicarlo, urge que defendamos este principio y al estado colombiano implementando políticas que estén al servicio de los intereses nacionales, que fortalezcan nuestro aparato productivo nacional, que nos permitan relacionarnos con el mundo, pero de manera recíproca y así sacar a nuestro país adelante.

Acerca del autor

Julián Rodríguez
Abogado | + posts

Abogado

Julián Rodríguez
Sobre Julián Rodríguez 46 artículos
Abogado