SETP una deuda pública para beneficio de los privados

Tal y como está planteado el proyecto del Sistema Estratégico de Transporte Público para Ibagué, es un negocio donde los recursos públicos serán destinados para ganancias de los particulares.
Por: Paulo Díaz

La administración municipal  desde el 2009,   ha venido realizando ajustes en la política pública de transporte con el fin de privatizar la prestación del servicio , reducir el tiempo de recorrido, las emisiones de c2 a cero, crear rutas de ciclo vías, estaciones de transferencias y zonas azules donde se cobrará el estacionamiento de los vehículos.

Esta política,  empeora la estabilidad de las empresas ibaguereñas que prestan actualmente el servicio de trasporte público colectivo. El CONPES, que entre otras cosa da vía libre proyecto, establece una serie de requisitos como, por ejemplo, un operador   privado para él manejo del transporte y otro de la misma naturaleza jurídica para el recaudo, y como es natural, lo  que no genera ningún tipo de ganancia deberá ser asumidopor   el municipio como el mantenimiento de la infraestructura vial.

Para agravar las finanzas del municipio , ésta administración debió comprometer vigencias futuras –cupo de endeudamiento- por un valor de 156 mil millones de pesos para cubrir el 30 % del valor del proyecto , que deberá empezar a invertir a partir del 2021. Por otra parte, aunque el aporte de la nación es mayor, ésta no se compromete con sobre costos, ni adiciones generados por las obras de adecuación que se pretenden realizar en la adecuación del espacio público para poner en marcha el SETP. Por lo tanto, es lógico pensar que dichas obras estarán a cargo únicamente  por el municipio lo que podría generar que el municipio necesitara ampliar el cupo de endeudamiento.

Los aportes de la nación se empezarán a percibir a partir del 2024 hasta el 2029, pero al municipio le corresponde el mayor tiempo de la ejecución, pues debe iniciar este mismo año con las adecuaciones de la infraestructura y garantizar su funcionamiento hasta el 2035.

Para solucionar los problemas de movilidad el proyecto implementará dos clases de rutas para el tránsito de los buses que pertenecería al SETP. Las primeras y preferenciales son las de uso exclusivo del sistema. La carrera quinta, la avenida ferrocarril, la avenida Jordán y parte de la avenida Ambalá, serán 22.3 km distribuidas en esas vías, y su ubicación es el carril lateral de la vía, generando caos puesto que los particulares no podrán parar o ubicarse para estacionar. Las segundas serán conocidas como mixtas las cuales compartirán carriles con el transporte normal.

Por otro lado, el proyecto plantea la reducción de emisiones de co2 a cero. Para ello obliga al municipio a cambiar toda la flota del transporte público colectivo. Pero no desarrolla una política pública para tal efecto. Dejando a la deriva a los dueños de los buses que actualmente prestan el servicio de transporte público. Los buses de emisiones cero, tipo euro, son de alto costo.

Nos quedan dudas si el sistema estratégico de trasporte público será rentable, si la inversión de 446 . Mil millones de pesos es eficiente solo para reducir el tiempo de recorrido de los usuarios,o es desproporcionada ya que el mismo CONPES crea un fondo de estabilidad que tiene por efecto garantizar el principio de sostenibilidad financiera, en razón a que el proyecto para suplir el déficit del sistema pretende cobrar a los ibaguereños por estacionarse en zonas públicas o en la vía de conformidad al artículo 97 de la ley 1955 de 2019, cobro que  generaría un estimado de 2.978 millones de pesos al año.

Para concluir, se denota que, en este tipo de proyectos en otras ciudades ha generado malestar en los usuarios, debido que todos los sistemas de servicios públicos, sin excepción alguna, tienen como principal fuente de financiación y sostenimiento a los usuarios. Por tal motivo crean otro tipo de fuentes de financiación como la anterior, la creación de tarjetas para recargar, el cobro de guardar la bicicleta y el aumento del valor de los recorridos pues se debe cubrir los costos del subsistema de alimentación.

 La puesta en marcha del sistema estratégico de transporte público   genera más  dudas que certezas. Dado que al municipio le tocó y le tocará crear más vigencias futuras para asumir la puesta en marcha del SETP. Como se mencionó, será éste quien asuma las adiciones y los sobre costos de obra. ¿Que pasara con las empresas que actualmente operan? ,¿serán liquidadas o serán absorbidas por el sistema?¿vendrá una empresa privada con su propia flota?. El  mismo CONPES plantea la cancelación de los permisos de operación y el otorgamiento de otros, pero, no da nuevos lineamientos para otorgarlos nuevos permisos de operación.


Abogado
Fuente principal CONPES 4017
CONPES: Consejo Nacional de Política Económica y Social
SEPT: Sistema Estratégico de Transporte Publico

Acerca del autor

Web | + posts