En Doima le cerraron una vez más las puertas a la petrolera Parex

Suministrada por EL NUEVO DÍA

El aporte de mercados y de tubería hidráulica por parte de la multinacional fue vista como una forma de ‘comprar’ voluntades, hecho que fue rechazado enfáticamente por una gran parte de la comunidad doimuna.

La aparente generosidad de la petrolera Parex Resources Colombia encendió una vez las alarmas de los habitantes de Doima, corregimiento de Piedras, tanto así que le solicitaron a la alcalde Juan Carlos Góngora, no volver a recibir nada de esta empresa, ni de otras que tengan intereses extractivos.

La polémica inició a mediados de junio, cuando a través de las redes sociales de la Administración municipal se conoció que los funcionarios estaban entregando mercados con el logo de Parex a los habitantes, acción que fue vista con molestia, pues la ayuda provenía de la empresa que tiene un contrato vigente de exploración y explotación de hidrocarburos en esa población.

Luego, a comienzos de julio se volvió a escuchar de la petrolera, porque aportó e instaló 230 metros de tubería para el acueducto comunitario de Doima, sin consultarlo con la junta del acueducto o los usuarios, acción que fue vista como una forma de aprovecharse de las falencias y de la crisis sanitaria por la que cruza actualmente el territorio.

Camilo Cifuentes, habitante de Piedras contó que las personas no entienden por qué a pesar de que se cuenta con una consulta popular que le dijo no a la minería y a las actividades extractivas Parex insiste en operar en un municipio que se supone está blindado de este tipo de interés desde hace cerca de siete años.

“Hubo unas alertas tempranas por parte de la comunidad que está muy atenta y nos informaron que esta empresa era la que estaba protocolizando estos procesos, en una obra de pavimentación sobre una vía que está ejecutando la Alcaldía”.

La intervención a la que se hace referencia, es la pavimentación del tramo Doima – Cajeto de la vía Doima Campoalegre, inversión que asciende a los $353 millones 285 mil, adjudicada en febrero de esto año al contratista Aníbal Góngora Troncoso, quien inició ejecución en marzo.

Otra de las inquietudes es por qué no se planificó y presupuestó con recursos públicos la adecuación de la red de alcantarillado y acueducto, pues desde hace años los usuarios del acueducto comunitario vienen reclamando el mejoramiento de la red y denunciando que el actual entramado cruza por predios privados y debajo de la urbanización José Ricaurte Reinoso, hecho que debería ser corregido por la Alcaldía, “sin embargo, no lo tuvieron en cuenta en la planificación de la pavimentación”, comentó Cifuentes.

Ante las marcadas inconformidades, representantes de Parex citaron a varios habitantes para explicar los motivos de su intervención e indicaron que actualmente adelantan la fase I del proyecto voluntario ‘Agua para todos’, iniciativa que la petrolera desarrolla en todos los sitios de Colombia donde se encuentre desarrollando actividades o que estén en ejecución.

Igualmente, que revisaron el Plan de Desarrollo de Piedras y allí vieron el proyecto de pavimentación adelantando por Aníbal Góngora y la necesidad de instalar nueva tubería,  luego estructuró la propuesta y contrataron la interventoría.

Otra de las precisiones hechas por la empresa, es que iniciará el estudio de impacto ambiental, a lo que los ambientalistas responden que Piedras cuenta con la consulta popular de 2013 y el Esquema de Ordenamiento Territorial, EOT, en donde quedó especificado que el uso del suelo no es compatible con actividades extractivas.

EL NUEVO DÍA buscó vía telefónica al alcalde Julio César Góngora y no fue posible contactarlo, pero conoció unas evidencias en donde el mandatario le explica a la comunidad que Piedras no cuenta con los recursos suficientes para costear el cambio de tubería en este momento, igualmente, que el tema de los mercados no solo fue en Piedras, también, en diferentes municipios del Tolima y el país, de la misma forma, comentó que él no ha firmado ningún documento con Parex.

Compromisos

En medio de la tormenta, esta semana el alcalde Góngora citó a la comunidad en Doima, para hablar sobre los aportes de Parex, en dicho espacio, según un acta conocida por esta redacción, el burgomaestre firmó y se comprometió a “no recibir ningún aporte de la multinacional Parex, ya sea en dinero o especie. La Administración municipal se compromete a hacer un balance de la obra y asumir los costos de los 230 metros instalados previo a la reunión”.

Igualmente, los asistentes le pidieron al mandatario hacer respetar la consulta popular y la defensa del territorio “en cuanto a la extracción de minería incluido los hidrocarburos”. Otra de las solicitudes fue exigir al personal de las petroleras Telpico y Parex el uso de los elementos de bioseguridad.

Cifra

2.779 votos por el no se contaron en el 2013 en la consulta popular adelantada en esta población del centro del departamento.

Acerca del autor

Web | + posts